Méndez opina sobre la Ley 156.

6 ene. 2011

En mi extensa lista de cosas que me inquietan, se encuentra mi ardua tarea de dar otro escarmiento a buena parte de la comunidad otaku, quien parece alabarme y odiarme desde que mencioné en un par de ocasiones que K-ON no es tan buena como dicen. Es un tema sobre el que muchos de ustedes habrán oido hablar, y es necesario aportar lo que un servidor deduce, piensa y cree, para calmar y agitar las aguas.

Se trata de la llamada Ley 156, una ley que, parece ser, ha sido aprobada hace unas pocas semanas, que significará una censura casi total en el anime, manga y videojuegos. Dicha censura afectará primordialmente al ecchi, yuri, yaoi, violencia en general y todas esas cosas que normalmente no queremos que vean los críos (que tampoco queremos que fumen ni que lean Crepúsculo, pero eso ya es otra historia).

 
¿Ves esto? Mastúrbate todo lo que puedas antes de que lo censuren.


Lo cual sería una estupidez. Básicamente, de seguir censurándolo todo, acabaremos metidos en un círculo vicioso nada agradable. De hecho, el Sr. Ishihara, el gobernador nipón culpable de esta ley, parece querer eliminar la industria del anime y el manga, pues no es esta la primera ley 'anti-otaku' que impone. Según sus declaraciones, tras aprobar la ley, no se le ocurrió otra cosa que soltar que a Japón todavía le quedaba un poquito de sentido común, después de todo. Así me gusta, Ishi, haciendo amigos.

Ya no es solo que un amplio porcentaje de Japón esté representado por una comunidad otaku cimentada desde hace décadas, sino que, le recuerdo, estimado gobernador, que tanto las ventas como las exportaciones de estos productos que usted está cohibiendo, suponen asimismo un porcentaje de beneficios importante para el país. Y es más, no crea que por censurar tanto el manga como el anime en Tokio, el resto del mundo va a seguir sus pasos. Que podría ser, no se lo vamos a negar, pero seamos realistas. Nos está usted negando una libertad de expresión importante, además de estar tocándole el escroto a millones de personas.

Vamos a ser, seamos francos. Es obvio que debe existir cierto límite, marcar con una bonita etiqueta de +18 a todos estos productos que, según usted, no son lo suficientemente educativos para los menores, como se ha hecho siempre. Pero yo mismo me responderé, si me lo permite: ¿desde cuándo esto ha servido para algo? Porque, pocos (por no decir ninguno) muchachos pulsarán el botón de 'Soy menor' en las páginas de contenido erótico. Esto está claro. Y los padres o tutores no pueden estar todo el día pendiente del menor. Por lo que, esta solución no acaba de funcionar, al menos en Internet.

Aunque desde otro punto de vista, sí que estaría bien prohibir ciertas cosas, como todo ese desagradable asunto del lolicón. Y ya puestos, furry, tentáculos y esas cosas que, bueno, ya saben...

Pero resumiendo, que es una no muy buena decisión, todo este asunto de la censura.


...


Y una mierda.

Adiós, tetash. Adiós, pantsus. Adiós, fanservice. Adiós, ecchi.

  Hola, anime con argumento.

Hola, anime de mechas.

¿De verdad os resulta taaaaan increíble? Oh, por favor, madurad un poco. El 2010 pasará a la historia como el año que sentenció el anime de forma irremediable. No se qué demonios esperaban. Si de diez animes, nueve y medio eran de tetash, lolitas o moe.

¿Nunca habeis jugado con gomas elásticas? Es divertido manosearlas, estirarlas y ver cuanto pueden alargarse, pero si no tienes cuidado, puedes saltarte un ojo de un latigazo. Y eso es justamente lo que le ha pasado al anime. Si quereis culpables, cuando en Julio entre en vigor esta Ley 156 y no emitan más series ecchis y sucedáneos, culpad a K-ON, a Seikon no Qwaser, a Ore no Imouto, a Yosuga no Sora, a Highschool of the Dead y a todas esas series que habeis 'disfrutado' este año, malgastando un tiempo importante en el que, por ejemplo, podíais haber aprovechado para ver esos grandes clásicos que han perdurado a lo largo de toda la historia que, si lo han hecho, por algo será. Porque, gracias a Dios, todos estos animes son exactamente igual que los grupitos de músicos adolescentes que salen de Disney Channel. Dentro de unos pocos años (o igual menos de lo que crees) no serán recordados. Y tampoco estoy mencionando ninguno de mis animes favoritos, porque ni siquiera yo espero que Neuro o Bakemonogatari sean recordados dentro de diez años de la forma en la que son y serán recordados Mazinger, Gundam o Cowboy Bebop (aunque esto no quita que Neuro sea el puto amo, pero supongo que me entienden). 

Y sí, no se me olvida que los animes gore o que contengan violencia también serán censurados. Y sí, tampoco se me olvida que Higurashi es un seinen muy violento y con sus dosis agradecidas de gore. Y no sólo Higurashi, claro está. Muchos seinens también serán censurados, de ahora en adelante. ¿Y bien? ¿Dónde está el problema? Si censuran el contenido violento, no se limitará al seinen, género donde predomina la violencia. Sino que también afectará al shonen. Esto es lo más interesante de todo. ¡Imagina todos esos aborrecibles shonens baratos siendo censurados uno por uno! Si hasta el imbécil de Tite Kubo, asustado por el futuro de su manga (del cual dijo que quería alargar al menos diez años más), quiere boicotear como sea esta ley. Y con un poco de suerte, hasta Masashi Kishimoto verá sus días contados. Sé que la censura en estos casos realmente no será tan fuerte como en otras obras como Gantz, pero aún así supone una limitación a tener en cuenta.

No tienen por qué ser necesariamente estos autores, pero poco a poco, con tanta censura, irán abandonando sus trabajos. Eso seguro. Piénsalo, sería la caída del manga y del anime para siempre. Con el paso de los años, se iría dejando de producir nuevos trabajos. Llegaría un momento en el que no se haría nada nuevo. Lo cual supondría la ruina para muchos pseudo otakus. Sí, pseudo otakus, porque los otakus con un mínimo de sentido común dirigirán su atención entonces al anime clásico. Ya no veríais más Narutos ni Sasukes en los Salones, veríais Jojos y Fayes.

Toda una utopía. Y es por eso por lo que básicamente la ley 156 no servirá para un carajo. Seamos realistas, por favor. Al final, por muy aprobada que esté, pasaremos de ella como cuando, como ya he dicho, nos preguntan si somos mayores de edad al entrar en Youporn.

De todas formas, ¿quieres un consejo útil? No te conviertas en un fanboy y búscate más aficiones además del anime.

11 parida(s):

Blue Striker dijo...

Muy interesante reflexión, antes mi grupito de colegas mirábamos esta ley como una ley Sinde japo, pero ahora que lo dices ¿De qué carajo hay que preocuparse? Los futuros animes iban a apestar igualmente, al menos esta ley actuará más o menos como un "handicap" y dejarán de fallar yendo a lo fácil (aka tetas).

Y tal como has dicho, esto podría concienciar a los pseudo-otakus para que dejen de joder con sus estupideces y por fin vean anime de verdad.

Roku dijo...

Buena reflexión, yo ya habia pensado algo parecido pero lo has expuesto bastante bien. Lejos de lo mala que es la censura que aplica esta ley, la verdad es que si sirve como filtro para todo el mangaanime barato que ultimamente sale a raudales de japon, perfecto.

A ver si sale mas anime de calidad como antaño y se dejan de tanto escaparate de tetas y series de argumento barato y hacen cosas decentes, que si pudieron hacerlo en el pasado con todas las grandes series, pueden hacerlo ahora si dejan de lado la idea de querer lucrarse haciendo lo menos posible.

:Pablo dijo...

Lo de esta ley era esperable, viendo como el primer ministro de Japón en persona considera a los otakus (tal y como allí entienden a los otakus, que también)poco menos que enfermos mentales.

En fin, estoy bastante de acuerdo con tu visión sobre esto en el manga y el anime, pero no veo factible que apliquen esta censura a los videojuegos, o al menos, no de forma total. ¿Dónde quedarían cosas como Catherine o Monster Hunter? No creo que "capen" su propia industria de esa manera.

Por cierto, hablando de videojuegos, ya se ha anunciado un Persona para la 3DS.

Y se rumorea que puede ser un P4P...

Méndez dijo...

[Blue]

Entre otras cosas, sí. Fomentará el cierre de fapsubs y hará que la gente vea más anime clásico. Bueno, clásico y no tan clásico, que hay alguna producción moderna interesante, gracias a Dios (aka SHAFT).


[Roku]

Si sirve de filtro, sería genial. A ver si podemos volver a los tiempos en los que el anime tenía una media más o menos decente.


[:Pablo]

Nah, en la ley entran también los videojuegos, pero no, no creo que se atrevan.

¿Y cómo es que todos tienen esa virtud de desviar cualquier tema a Persona...?

No, más importante. ¿Cuesta mucho una 3DS de esas?

Anónimo dijo...

aun asi no les perdonare lo que le haran a gantz y a berserk.

MelzGrave dijo...

Oh si, mas cosplays de Faye Valentine y de JoJo(empiezo a quitar el polvo a mi cosplay de Joseph de Battle Tendency)

Como bien dices Mendez, creo que con esta ley, al menos nos aseguraremos que quite esos Pseudoanimes

Anónimo dijo...

Méndez es fan de Higurashi. LE AMO.

Méndez odia el lolicon y a los pedófilos. DEJO DE AMARLE.

Pero bueno, me encanta su blog. Saludos.

cepa261292 dijo...

[:Pablo]
que
acabas
de
decir?
Persona en 3DS?
como llegue a ser un P4P o incluso otro persona nuevo (que no sea ni port del 1 ni del 2) me va a doler la cartera
[Méndez]
el precio de 3DS se estima entre los 250-270€ en marzo se sabrá 100% seguro

Méndez dijo...

...creo que me conformaré con Catherine.

cepa261292 dijo...

[Mendez]
catherine, y esperemos que anuncien tambien Persona 5 para PS3

Slaughter dijo...

Estoy de acuerdo contigo Méndez. Teniendo en cuenta las bazofias que han secado el año 2010 (y las que están por sacar este año) me quedo con las series de antes como Mazinger, Higurashi o Black Lagoon

Related Posts with Thumbnails