Crítica: Deadman Wonderland.

5 jul. 2011

Pueden ver las reseñas de los primeros dos episodios aquí y aquí.


Cuando has visto y leído tantas obras, es inevitable que algunas de ellas guarden un cierto parecido entre sí. Es decir, K-ON es una copia mala de Azumanga Daioh, Fairy Tail es una copia mala de One Piece, Strike Witches es mala, punto. Pero, este es un caso curioso. Si han leído el análisis de la semana pasada de Mirai Nikki, recordarán al menos la premisa inicial de dicha serie. Y es interesante comprobar que Mirai Nikki se puede descomponer en una sencilla ecuación. De hecho, pensándolo bien no es ninguna locura. Básicamente se puede resumir en que si sumas Deadman Wonderland a Higashi no Eden, obtendrás Mirai Nikki. Lo bueno, es que a pesar de esta especie de pseudo relación que mantienen, poco tienen que ver una con la otra. De Mirai Nikki ya he hablado, así como de Higashi. Por lo que, Deadman Wonderland, prepárate.

Cuando tu objetivo es divertir y entretener a un hatajo de sádicos ávidos de sangre, lo tienes tan fácil como difícil. Porque no sé si se habrán fijado, pero cuanta más violencia contiene algo, más complejo suele ser el argumento. Bueno, hay muchas excepciones, pero acuérdense de Gantz. Tras más de veinte tomos viendo la misma mierda empiezas a darte cuenta de que en realidad era todo más complejo de lo que parecía. Entonces es cuando se convertía en buena mierda. Bueno, al menos el manga. También es bastante común que en este tipo de series, el manga sea ampliamente superior a la adaptación del anime. Quizá sea porque este anime no sea fiel y estropée la obra original que nos cautivó, como es el caso de Gantz, o bien porque, símplemente, el papel consigue plasmar mejor los ríos de sangre que se vierten y se puede casi palpar la violencia gratuita, como es el caso de Elfen Lied.

Por los contínuos comentarios acerca de este ligero problema acabé leyendo el manga de Deadman Wonderland también. Y en su caso, quizá el anime peca un poco de ambas cosas, de no ser exáctamente lo mismo que el manga ni de conseguir hacernos sentir la potencia de muchas de las escenas del manga. Y es cierto que en este caso, el manga es mejor que el anime. Lo que, uno, no quiere decir que cualquier manga sea mejor que cualquier anime, y dos, no quiere decir que el anime de Deadman Wonderland sea necesariamente malo.

Empecemos recordando un poco el argumento básico. Ganta Igarashi, nuestro jóven protagonista, contempla como un hombre de rojo provoca una masacre en su propia clase, acabando con todos menos con el propio Ganta. El hombre de rojo desaparece incrustándole un cristal rojo en el pecho a Ganta y este pierde el conocimiento. Al despertar, descubre que es acusado y sentenciado a muerte en la prisión japonesa de Deadman Wonderland, lugar donde transcurren todos los sucesos, a grandes rasgos, de la serie.

Los presos de Deadman Wonderland deben trabajar no sólo en las tareas de mantenimiento del centro, sino también en los espectáculos y pruebas especiales que se celebran, ya que además, Deadman Wonderland es un parque de atracciones. No es una mala idea. Los condenados a muerte, además, deben comer un caramelo especial para poder seguir con vida. Dicho caramelo permite al preso seguir viviendo tres días más. Estos caramelos se obtienen en las pruebas o bien comprándolos por una cierta cantidad de Cast Points, el dinero que se utiliza dentro de la prisión.

Allí en Deadman Wonderland, Ganta conocerá a Shiro, una extraña chica albina que parece conocerlo desde hace tiempo. Y de hecho, es así, pero Ganta no la recuerda.

 Shiro está como una puta cabra.

La cosa es que detrás de las falsas acusaciones que hicieron que Ganta acabara en Deadman se encuentra el promotor Tamaki, un pez gordo dentro de la prisión. Éste provoca un accidente para acabar con Ganta, pero este utiliza casi inconscientemente un poder parecido al del hombre de rojo que mató a sus amigos. Supongo que lo habrá desarrollado gracias al cristal que este le incrustó en el pecho. Así, Ganta salva a Shiro y capta la atención de Tamaki. Ya que, el hombre de rojo está preso también en Deadman Wonderland.

Básicamente, esta es la idea inicial del anime, y un resumen del primer capítulo y parte del segundo. Gran parte del segundo capítulo se centra en la participación de Ganta en las sangrientas pruebas de la prisión. Tras ver esto, normalmente uno se imaginaría que a continuación se mostrarían más pruebas y tal, pero no. Justo lo contrario, el hombre de rojo vuelve a aparecer, Ganta y Shiro lo persiguen hasta el Sector G, donde se encuentran con los Deadman. Los Deadman son aquellos que pueden utilizar la Rama del Pecado, es decir, el mismo poder de Ganta y el hombre de rojo. Ganta es arrastrado a participar en peleas a muerte dentro del Sector y prácticamente los dos siguientes capítulos tratan sobre esto. Pero entonces, el anime da otro giro brusco y muestra una facción de Deadman que buscan acabar con Deadman Wonderland, y que son justo lo contrario a los Deadman que hemos visto. Entonces, los últimos capítulos tratan sobre el intento de fuga de este grupo. En pocas palabras, esto es todo lo que se puede encontrar en estos doce episodios.

Pegas que encuentro a lo descrito anteriormente, principalmente los cambios y giros que da la trama. Vamos a ver, a todo el mundo le gustan estos giros bruscos, siempre y cuando tengan su coherencia y tal, pero el principal fallo de Deadman Wonderland es que al cambiar, parece como si el anime se olvidara de todo lo anterior. Es decir, con el cambio de las sádicas pruebas a los combates entre los Deadman, se deja muy de lado todo aquello de los Cast Points y de los caramelos, y del paso de estos combates al intento de fuga, se olvidan personajes como Senji y Minatsuki, que a pesar de todo el protagonismo que llegan a recibir, luego casi ni salen.

QUEREMOS MÁS MINATSUKI. 

La conclusión o final de esta temporada también es muy imprecisa. Se puede ver un barco alejándose de Deadman Wonderland con algunos personajes principales montados, pero Ganta y Shiro se quedan en Deadman por algún motivo que el anime no explica del todo, aún cuando Ganta colabora para que los Scar Chain consigan escapar. Y encima se corta brúscamente también durante una conversación entre Ganta y Shiro. Pero quizás exagero.

Otro problema es la censura. Umineko, por ejemplo, estaba censurado también, pero al menos en él no censuraban los diálogos. Además, muchos fansubs, al menos en mi caso, han censurado también los subtítulos. Es una estupidez detrás de otra. A nadie le gusta la censura, para empezar. El anime de Gantz fue una puta mierda, pero al menos no estaba censurado. Oh, y las pocas escenas de fanservice no están censuradas. Tampoco es que se vea gran cosa, pero esto da que pensar.


Pero claro está, no todo es malo. Deadman Wonderland, a pesar de todo, sigue siendo entretenido. La historia consigue llegar a ser interesante y consigue crear algunos personajes muy buenos. Sí, está censurada, pero no es tan molesto como suele ser, quitando la censura de los diálogos. Se propone darnos sangre, y eso es lo que da. No es una adaptación perfecta, y está lejos de serlo, pero en esencia sigue siendo lo mismo.

Es símplemente que doce capítulos no son suficientes. La idea en general es buena, pero es imposible desarrollarla adecuadamente en doce capítulos. No sé si tendrán pensado sacar una segunda temporada, o de si el anime se limita a hacerle publicidad al manga, pero han sintetizado tanto que la historia en sí, así como el desarrollo de los personajes y todo el trasfondo emocional se pierde bastante. Lo compensa con combates, sangre, gore y demás, pero esto no es suficiente a la hora de realizar un anime de este tipo. El verdadero problema reside en que intentan darle un aspecto más bien realista. Pero para que tenga cohesión con el comportamiento de los personajes, debes de explicar cómo han acabado siendo unos locos hijos de puta. Higurashi lo explicaba, Elfen Lied lo explicaba, hasta Gantz lo explicaba. En Deadman Wonderland, a pesar de que algunos de los personajes son geniales, falla mucho en que no se hace suficiente hincapié en ellos. Símplemente lo rellenan con sangre y acción.

Que no es malo del todo. Pero en fin, he de ser crítico. El manga no peca tanto de este fallo, ya que sí trata mucho el pasado de los personajes y ahonda un poco más en su personalidad y forma de ser. En el anime se limitan a ser unos sádicos porque sí. Y no veo ningún error más que merezca ser mencionado.

Así que, en resumen, Deadman Wonderland es un buen anime gore, a pesar de todo. ¿Quieres entretenerte un rato con un poco de violencia? Échale un ojo, te gustará. La animación no está nada mal, el reparto es genial y es bastante sádico. En cualquier caso, es mejor de lo que uno suele esperar del anime moderno. Si ya lo has visto, pero nunca has leido el manga, échale un ojo también a este, te gustará aún más.

10 parida(s):

Mr. Angelu dijo...

Yo también he notado esos giros tan bruscos. ¿Dices que en el manga son más sutiles? En ese caso tendré que leerlo.

Méndez dijo...

Hace usted bien.

jap0112 dijo...

Yo sigo pensando que este anime es una puta mierda (lo dice un fan del manga).

Méndez dijo...

Ya que estoy, aprovecho para preguntarle. En castellano solo he encontrado tres tomos. ¿En inglés hay más, o van al mismo ritmo?

--KT-- dijo...

Vaya, ahora como mas razón me leeré el manga. Yo me he quedado igual con eso de que fue algo superficial.

Méndez dijo...

Sip, el manga profundiza más. En esencia es lo mismo, pero más... intenso.

Seven Seas dijo...

Yo me acabé de ver el anime hace un par de días, y la verdad es que me gustó mucho. El opening es un puto orgasmo xD.
Me veré el manga, porque la censura no me gusta nada, aunque en este caso no sea excesiva.
Muy buena crítica :D

Anónimo dijo...

http://deadmanwonderland.activo-foro.com

entra! foro de deadman wonderland

Anónimo dijo...

He leido el manga y pienso, que es mejor que el anime. El manga profundiza mucho mas y la trama es cada vez mejor.

Anónimo dijo...

el anime es pura mierda, mejor leer el manga que ahi explican todo

Related Posts with Thumbnails