Pokémon Blanco y Negro: Lo mejor y lo peor.

6 jun. 2012

Lo siento por el respetable, pero vamos a hablar sobre la quinta generación de Pokémon. La cual, para qué vamos a negarlo, es casi que mejor que la tercera y la cuarta. Juntas.

Porque a veces nos olvidamos de dos cosas fundamentales que deberíamos tener en cuenta.

La primera es el hecho de que un videojuego de Pokémon, rara vez se limita a los bichejos que aparezcan en él. Pokémon no son sólo aquellos seres que salieron de la mente de un señor japonés por los años noventa. Pokémon es la aventura, el mundo, la exploración, la interacción del jugador con un continente entero por descubrir. Para mí, ese es su atractivo principal. Y si Pokémon Rojo y Azul fue bueno no fue por la primera generación de criaturas, sino por ser el comienzo de la leyenda, el comienzo de un concepto relativamente moderno y original que, además, estaba bastante bien elaborado para la época. Pokémon Oro y Plata fue bueno por ser una expansión de esto que ya se había conseguido. Pero desde Rubí y Zafiro, tercera generación y más tarde la cuarta generación, realmente no han aportado nada nuevo. Los juegos eran redundantes. Era otro continente más, sí, pero era lo mismo. Pasarse la Liga Pokémon y poco más.

En Rojo y Azul teníamos la Cueva Celeste. En Oro y Plata, Kanto y el Monte Plateado. No como en las demás, en las que, prácticamente no había nada más después de la Liga. Menos en Platino, que había alguna isla por ahí perdida, pero en fin. En Negro y Blanco, por primera vez, no completas el juego al pasarte la Liga. Ese pequeñísimo cambio ya es algo, ya es un comienzo. Las animaciones, el aspecto gráfico pulido y las nuevas y originales rutas y ciudades son además destacables. La Ruta 4 y Ciudad Porcelana son una maravilla. No podemos mandar a la mierda un juego de Pokémon por los bichejos que aparezcan en él, repito.

Lo segundo, es que, si aún seguimos pensando que la culpa de todo la tienen los nuevos Pokémon, yo planteo: Si la quinta generación fuera la primera y viceversa, ¿qué pasaría? Pues exactamente lo mismo, pensadlo.

De todas formas, con todo esto planteado, vamos a admitir que, en cualquier caso, la quinta generación, en cuanto al diseño de los Pokémon, deja bastante que desear. Pero eh, nunca llueve a gusto de todos. Aún así, creo que se pueden sacar cosas buenas de todas las generaciones. Vamos a intentarlo. Estos son los diez mejores diseños de la quinta generación de Pokémon.

10 – Excadrill


Si bien su etapa anterior me parece sosa y aburrida, este armatoste es relativamente aceptable. Lo único realmente horrible que tiene es la nariz. Pero en fin, desventajas de ser un puto topo, no le puedes pedir más.

9 – Throh & Sawk

Pues como Hitmonlee y Hitmonchan en su día. Pero estos parecen salidos de Barrio Sésamo o algo así. A mí me caen simpáticos, no sé. Son Pokémon karatekas con su ropa y todo. Hitmonchan lleva una puta falda y con él no os metéis, hipócritas.

8 – Mienfoo

Pues a mí esto me parece la versión buena y decente de Meditite. Qué le vamos a hacer. De todas formas, con el historial de Game Freak, un Pokémon Kung Fu se veía venir desde Oro y Plata.

7 – Druddigon

Un dragón. Tal cual. No sé. Estándar, no está mal. Parece más un Digimon o una bestia del Monster Hunter, pero en fin.

6 – Bisharp

Una de las cosas interesantes de esta generación es que muchos de sus integrantes no parecen para nada Pokémon. Eso no siempre es bueno, pero en esta ocasión, es eso lo que me gusta. Aunque tenga forma de Power Ranger.

5 – Serperior

UN INICIAL DECENTE DESDE LA SEGUNDA GENERACIÓN. En serio, esto es mucho más interesante que Sceptile y Torterra. Lo que me da pena es que no se le haya añadido el Tipo Dragón como segundo tipo. Un Planta/Dragón. Eso sí que me hubiera gustado. Puedes darte con un canto en los dientes, en cualquier caso.

4 – Joltik

No sé por qué, pero este, junto a Galvantula es de lo que más me ha gustado de la generación. La combinación Bicho/Electrico me ha gustado. Algunas de las nuevas combinaciones están bastante bien, aunque el Pokémon en cuestión sea horrendo, hay que admitirlo.

3 – Scolipede

Este Pokémon me gusta, no le veo ninguna pega. Es un bicharraco de dos metros, como deberían ser todos los Pokémon de Tipo Bicho. Junto a Pinsir y Scyther, de lo mejor que tiene dicho tipo.

2 – Golurk

UN MECHA. NO OBJECTIONS HERE.

1 – Chandelure

El Pokémon que más me gusta de la nueva generación. Tipo Fuego/Fantasma, con más ataque especial que Alakazam. Idea bastante original, aunque el diseño se queda en aceptable, parecido a un Sincorazón del Kingdom Hearts, pero bueno.

Pero para que veáis que no todo el monte es orégano y que no me he ablandado, allá van los diez peores Pokémon. Me ha costado más elegirlos, para qué os voy a engañar. Ya lo he dicho, en general, los diseños no son gran cosa.

10 – Pansage, Pansear & Panpour

Trío de monos feos y de diseño fácil. Las evoluciones son aún más feas.

9 – Palpitoad

Renacuajo cutre con protuberancias asquerosas. Es el primo retrasado de Poliwag.

8 – Vanillite

En fin, véalo usted mismo.

7 – Ducklett

No hagan más Pokémon pájaro, por favor. Cada vez son más horribles.

6 – Zoroark

Pues una versión más cutre y emo de Lucario. El cual también era una mierda, no sé si se acuerdan.

5 – Tepig

El peor Pokémon inicial que pueda haber, en serio.

4 – Stunfisk

Este es feo con avaricia. Y mira que ya tenemos Pokémon peces como Relicanth y Feebas. Pero han sido superados.

3 – Patrat

No lo odiaría tanto de no ser porque está en cada mísera ruta del juego. Y cuando no está él, está su evolución, que es aún peor.

2 – Trubbish & Garbodor

Creo que son los únicos Pokémon que hay que me dan realmente asco.

1 – CUALQUIER LEGENDARIO

Todos los legendarios nuevos son una mierda. Hay tantos que ya no son ni legendarios. Horrible.
READ MORE - Pokémon Blanco y Negro: Lo mejor y lo peor.

La Maquina Expendedora 2: La ventana

3 jun. 2012


Pues yo me re-cago en dios.

Cuando hace calor, hace calor, ya sea en Murcia, Bilbao o Bosnia-Herzegovina. Cierto es que en estas tierras del norte, aunque altas, las temperaturas no superan las del sur de nuestro país. Aun así, soportar el Día Soleado en una habitación cerrada no es plato de gusto, y mas con utensilios tales como el ordenador o la tele generando calor.

Por suerte, arquitectos e ingenieros idearon un mecanismo de bisagras adheridas a marcos con vidrios denominado VENTANA, útil elemento para iluminar la casa, y como no, para ventilarla. Y tan simple como girar una manilla y tirar de las hojas para abrirla.

Son las 22:00 y dentro de mis aposentos se forma un calor pegajoso y sofocante, fruto de la humedad del entorno. Abrir la ventana es como mirar al mar desde un acantilado, mientras esa brisa salada abraza a uno sintiendo una sensación de frescor digna de cualquier anuncio de compresas. Precioso.

Con mi desgana habitual por la programación televisiva, hago zapping hasta pararme en la cadena conocida como Antena 3. Shutter Island. Coño, esta no la he visto y me suena que tenia buena pinta. Leonardo Di Caprio va a la isla Shutter Island para investigar la desaparición de una paciente del hospital psiquiátrico Ashecliffe, Rachel Solando.

La película esta interesante, misterio y suspense, de mis géneros favoritos...Di Caprio, hijo mio, que bajito hablas, casi ni oigo la conversación. De pronto alguien enciende una cerilla para encenderse un cigarro, haciendo un sonido mas o menos así.


"Sera cosa del Dolby Surround", pienso yo, que como no tengo un Home Cinema de esos no se oirá como se tiene que oír, gastándote una pasta para que tu tele y su entorno sea como un puto cine.
Pero bueno, eso no quita que no pueda oír los diálogos con normalidad, solo necesito prestarle mas atención a ciertos momentos del film.

Leo esta interrogando a algunos pacientes. Una señora que parece muy lucida para estar en un psiquiátrico. Esta contando porque esta ahi a pesar de que parezca que no esta loca, pero yo solo oigo un murmullo de fondo que cada vez se hace mas y mas alto. El efecto Doppler que produce esta maquina es inconfundible.


Algo asi estaría pasando por mi calle, porque es lo único que puedo oír. No se porque la tipa esta ahí, pero se que lo ha dicho. Dios quiere que sepa que ese era el momento, y que me lo he perdido. Cojonudo. Bueno...una interrupción fortuita...tenia que pasar por estadistica. Total, esta calle no es ni mucho menos de las principales de mi pequeña ciudad. Cualquier coche que tenga que pasar por aqui para dirigirse a otros municipios no tiene que atravesar mi ventana. 

Han pasado 5 minutos y he contado 4 coches...perfecto...lo mejor de esta situación es que, de el alto edificio de 11 pisos en el que vivo, yo habito el BAJO. Y no el bajo que va a dar al patio trasero vecinal, si no al que va a dar a la calle. Si no fuese porque esta situado en una cuesta, podria saltar a la acera desde mi ventana.

Bueno...10 minutos que no pasan coches...guay, parece que tampoco me he perdido gran cosa, ahora hay un poco mas de acción.

ANUNCIOS. VOLUMEN NIVEL: ABRAZAR EL AMPLI MAS TOCHO EN UN CONCIERTO DE HEAVY METAL.

Muy bien, lo estáis haciendo de puta madre. Supongo que tendrán que compensar lo bajo que se oyen las películas de alguna manera. Cosa del Ying y Yang digo yo. Como es normal en antena 3, 15 minutos después, la película vuelve a las andadas.

Vamos, que ya se resuelve el asunto, es todo intriga...¿Que cojones son esas risas?¿y quien da esas voces? Como no, los del bar de en frente. Hace calor y a estas horas, en la calle se esta de puta madre con una cervecita o un refresco.

 No. Me niego. No me venceréis. Subestimáis mi concentración y enfoque. Haré que mi mente os elimine automáticamente y solo oiré la tele. Y esa moto. Esa que no sale en la pantalla y acapara todo mi espectro auditivo. La misma que esta subiendo por la puta cuesta.



Miro al cielo preguntándome que le habré hecho a Dios para que me odie de una forma tan profunda. Que hay dentro de ese ser todopoderoso que le lleve a tal extremo de crueldad hacia mi persona. ¿Por que señor?¿POR QUE?

Su respuesta es inmediata. El camión de la basura hace su escena.

Son las 00:32, la pelicula esta llegando a su fin y NO ME HE ENTERADO DE NADA.

Pues eso, que me re-cago en dios.
READ MORE - La Maquina Expendedora 2: La ventana

La máquina expendedora.

1 jun. 2012

Pues me cago en Dios.

Así, tal cual. De todas formas, entiéndame. Le estimo y pues, le cuento: Hace calor en Murcia. Como persona honrada y civilizada que soy, he de aguantar estoicamente los Rayos Solares de este Venusaur de Nivel 100 que tiene como apodo Sol. 

Hace calor en Murcia, pero no tanto como en Sevilla. Nunca verá usted a un murciano en el telediario de las tres de la tarde, en Agosto, diciendo algo como: “Acho, qué caló”. No les privemos de su orgullo, digamos que en Murcia hace un calor estándar. Hablo de Murcia capital, pues en Murcia capital me encuentro.

Y en Murcia capital me encontraba yo hoy saliendo de una presentación oral de Lengua Inglesa II. Como para ir al piso tengo que cruzarme la Universidad entera, pues tiene varias entradas, y no podía recordar si había algo que yo pudiera beber en la nevera, decidí, no con mucho acierto, detenerme en la cantina. Cogeré una lata fría de cualquier refresco excesivamente azucarado de la máquina expendedora, pensé.

Ojo. No me gustan demasiado las máquinas. Y si con ellas no puedes jugar a algo patentado bajo la firma de Atlus, menos aún. Pero las máquinas expendedoras son fáciles de usar, ¿no? ¿No? Al menos lo son en Pokémon. Metes 500 Pokédolares. Clic. Lata de Agua Fresca, Refresco, Limonada, Viagra, lo que sea. Fácil.

Me llevo la mano a la cartera. Sólo tengo un billete de cinco euros (y algo de calderilla). No sé si la máquina lo aceptará. Me digo que probablemente no. Vamos a cambiarlo. Buenas tardes, le digo al camarero, ¿podría usted cambiarme esto por monedas? Cinco de un euro, sí, me sirve, bien, gracias. Muy amable. Encaro de nuevo al prisma rectangular de poco menos de dos metros patrocinado por Coca Cola.

Hasta donde yo sé, es normal que haya una pantallita que indique cuanto le has metido a la máquina en cuestión. Introduzco con decisión una moneda de un euro. Pip. Aparece en la pantallita el euro que acabo de meter. Pulso el botón de Nestea. Pip. Cuesta un euro con veinte céntimos. Menudo robo. Bueno, da igual, venga. Tú ganas hoy. Meto otra moneda. Me la escupe, desafiante. No cae al suelo, pero poco le ha faltado.

Habrase visto semejante desfachatez. Recojo la moneda, vuelvo a meterla. Me la escupe. Sacudo mi puño en el aire, dando a entender que estoy empezando a perder la paciencia.

Pulso un botón grande, para que me devuelva el euro que le he metido. Clanc. Clanc. La máquina vuelve a escupir mi dinero, pero esta vez en forma de dos monedas de cincuenta céntimos. ¡Ah! ¡Acabáramos! Imagino que esto significa que si meto la moneda de cincuenta tras la de euro, funcionarás, ¿verdad? Bueno. Como quieras. Tengo sed. Quiero mi refresco de edulcorantes.

Vamos allá. Meto de nuevo la moneda de un euro. Pip. Aparece reflejado en la pantalla. Chachi. Meto la moneda de cincuenta. Me la escupe, de nuevo. La cojo. La vuelvo a meter. Me la vuelve a escupir. Ungh. Vuelvo a meterla una vez más. Pero nada, el resultado es el mismo. Ungh.

Pues nada. Se acabó. Paso. Paso, sí. No quiero nada. No quiero mi lata. A la mierda. Dame mi euro y me largaré. Me has vencido. Lo reconozco. Muy bien. Pulso el botón para que la máquina expendedora me devuelva mi euro. O mis dos monedas de cincuenta, lo que sea.

Clanc. Clanc. Clanc. Clanc. Clanc. Clanc. Clanc. Clanc. Clanc. Clanc. Clanc. Clanc. Clanc. Clanc. Clanc. Clanc. Clanc. Clanc. Clanc. Clanc.

Me devolvió veinte monedas de cinco céntimos.

Pues eso. Que me cago en Dios.



READ MORE - La máquina expendedora.

Related Posts with Thumbnails